Son muchos los que buscan hacerse un tatuaje pequeño. Llega así una nueva tendencia que está tomando forma y con los que ya nos hemos topado en la ciudad de Madrid: los tatuajes pequeños en la oreja o los “mini ear tatoos”, que cuentan con una sutileza especial que cada vez atrae, en concreto, a más mujeres...

Son mini-tatuajes originales, sutiles y con mucho gusto, que se hacen en la oreja. Se trata de la opción perfecta para aquellos que no quieren llamar la atención con tatuajes demasiado grandes, pero que quieren diferenciarse con un pequeño detalle. Es una moda que cada vez llama la atención de más gente y que seguramente veremos cada vez más durante los próximos años.